Archive for 1 Como aclimatar

Recomendaciones aclimatación Peces Agua Dulce

El secreto de una buena aclimatación es paciencia, dedicarle su tiempo.

Una de las acciones más importantes, para mantener un acuario en buen estado, reside en la correcta aclimatación de los ejemplares adquiridos. El agua en la que llega el animal será diferente a la que tienes en el acuario. Piensa que los animales están acostumbrados a la estabilidad de los acuarios de DNATecosistemas y que al cambiar al nuevo acuario , existen diferencias que les pueden causar un shock o, en algunos casos, hasta la muerte. De ahí la importancia de llevar a cabo una buena aclimatación.
Todos los peces son muy sensibles a la temperatura y el PH.

Esos son los 2 factores claves a vigilar. Veamos las razones, antes de aclimatar pues ayudará a los animales.

  • Temperatura: las bolsas de transporte han viajado desde el almacén hasta tu casa y, seguramente, el agua tendrá una temperatura diferente a la del acuario principal. El procedimiento de aclimatación facilitará que el cuerpo del animal se ajuste, poco a poco, a la temperatura del tanque.
  • PH: debe mantenerse en los parámetros requeridos para cada especie. Cuando el pez produce amoniaco, se produce una caída del PH. Un a aclimatación suave ayuda a normalizar e igualar los PH´s de origen y destino.

 

Aclimatación de PECES
Aclimatar significa acostumbrar a una nueva situación al animal.

Es un proceso que lleva su tiempo pero que, al final, provocará que el animal no sufra stress y se adapte a su nuevo hogar, consiguiendo que el ejemplar esté sano y luciendo sus colores naturales.

Existen unas reglas de oro previas que debes conocer;
1) Paciencia. El proceso debe desarrollarse en, al menos unos 30 – 40 minutos.

2) Apagar las luces del acuario durante 3 o 4 horas, desde el principio de la aclimatación o la introducción  del pez.

3) Intenta que la luz de la habitación donde está el acuario, sea lo más débil posible.

4) Si ves que el pez no se mueve o se sitúa al fondo de la bolsa de trasporte, no te preocupes pues puede ser causa del stress o de una baja temperatura. Una vez introducido en el acuario tardará algo en adaptarse a su nuevo hogar.

Existen varios métodos para aclimatar, que ayudarán a los nuevos peces a recuperarse del stress ocasionado por el transporte.

 

Comportamiento durante la aclimatación.

Los peces normalmente, tendrán respiración rápida y pueden tumbarse en un lado del de la bolsa. Esa situación es normal y el pez se recuperará sin problemas.
A continuación detallamos los 2 métodos más usuales: flotación y goteo.

 

Método de flotación

  1. Apagar las luces del acuario. Reducir la luz de la habitación.
  2. Colocar la bolsa  dentro del acuario y dejarla reposar durante unos 10 –15 minutos.
  3. No abrirla en ese momento. De esta forma, lograremos equiparar temperatura exterior e interior.
  4.  Tomar la bolsa y abrirla. Si tiene mucha agua, vaciar parte de la misma. Cortar el exceso de plástico y dejar flotando. Debes sujetar la bolsa para que no vuelque o se vacíe dentro del acuario.
  5.  Echar 50ml (aprox ¼ taza de café)  del acuario principal en la bolsa y esperar 5 – 8 minutos.
  6.  Repetir el proceso anterior tantas veces como sea necesario hasta llenar casi la bolsa.
  7.  Ir comprobando la temperatura de la bolsa con la del acuario hasta que coincidan. Si no fuera así, volver a poner más agua y esperar.
  8. Una vez finalizado el proceso coger suavemente el pez e introducirlo en el acuario principal.
  9. Tirar el agua de la bolsa (contiene amoniaco)

 

Este método te permite aclimatar cualquier tipo de animal y busca lograr la aclimatación a todos los factores descritos de forma suave. No tengas prisa  y lograrás el objetivo, una buena aclimatación.
Método de goteo

  1. Apagar las luces del acuario. Reducir la luz de la habitación.
  2.  Colocar el pez en un contenedor suficientemente grande como para poder taparlo.
  3. Colocarlo cerca del acuario principal.
  4. Utilizar un tubo de plástico (macarrón) del usado para las bombas de aire, colocar un grifo  en uno de los extremos y sifonar agua del acuario hacía el contenedor.
  5. Graduar con el grifo hasta que el flujo que caiga en el recipiente sea gota a gota.
  6.  Cuando el agua del contenedor sea de dos o tres veces el volumen de la bolsa, comprobar temperatura y PH para ver si coinciden ya con los del acuario.
  7. Una vez finalizado el proceso coger suavemente el pez e introducirlo en el acuario principal.

Este método puede ser utilizado para casi todos los animales y  lleva más tiempo más infraestructura.Aclimatación flotaciónDSCF1890_1